jul 21

Como bien decía el poeta, caminantes no hay camino, se hace camino al andar. Pero hay caminos y caminos, así que si podemos elegirlo, ¡hagamos el Camino de Santiago!

Aquellos que han vivido la experiencia cuentan que es algo inolvidable, que lo que empieza poniendo un pie delante del otro se convierte en una forma maravillosa de conocerse a uno mismo, a la vez que se comparten vivencias entrañables con la gente que se va cruzando en nuestro camino. Pero lo bonito del camino no se queda ahí, se trata de una experiencia muy completa en la que no faltan paisajes preciosos y una gastronomía para colgarse la servilleta al cuello desde ya mismo.

Hoy dedicamos nuestro bocadillo a todos los que hayan realizado este camino y a los que no, esperamos despertarles las ganas de emprenderlo. Tomad un panecillo… Podéis utilizar el pan habitual, pero desde Tulipán os proponemos el pan de aceitunas. Partidlo por la mitad y untadlo con margarina Tulipán. Después cortad un tomate a rodajas y lo ponéis encima y, por último, lo mejor: saltead unas vieiras con aceite y ajillo y las añadís a este maravilloso bocadillo.

Para terminar la merienda, servíos un vaso de zumo de pomelo y naranja, que es muy refrescante y aporta vitamina C. Y ya estamos. ¡Para vosotros esta concha de Santiago, por estar siempre ahí! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ingredientes: , , , , ,

Deja tu comentario