sep 28

Si tus pasiones son la pintura y la gastronomía, ¡ésta es tu oportunidad de lucirte!

Como buenos pintores, empezaremos por el ‘lienzo’: tienes que untar varias rebanadas de pan de molde sin corteza con margarina Tulipán. Puedes disponer tres rebanadas en línea, si te apetece crear un cuadro apaisado, cuatro en forma cuadrada o seis en forma rectangular. Eso depende del gusto del artista.

Una vez lo tengamos, sacaremos nuestro arsenal de ‘acuarelas’. Necesitaremos diversos ingredientes para darle color: por ejemplo, con una mezcla de perejil seco y cebollino picaditos pintaremos la hierba, con sésamo dibujaremos el camino que nos lleva hasta la casita, con la clara de huevo chafada con un  tenedor construiremos la pared de ésta, con jamón dulce podemos hacer la puerta cortando un rectángulo y con dos cuadraditos de queso cheddar, ¡ya tenemos las ventanas! A partir de una loncha de jamón serrano, podemos hacer un triángulo y darle tejado a la casa. Y con la yema de huevo picada, hacemos que brille el sol en este bonito lugar, donde unas pipas en forma de pajaritos revolotean y pían sobre el tejado.

Ahora vamos a por el jardín, en el que unas nueces troceadas harán que crezcan dos robustos troncos de árbol y con hojas de canónigos, enverdeceremos las frondosas copas de los árboles.

Riega este paisaje con un vasito de mosto y hasta aquí la labor del artista.

Ahora toca el turno de los niños y familia al completo, ¡con esta divina obra de arte que os vais a merendar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ingredientes: , , , , , , , , , , ,

Deja tu comentario